La caja de Pandora

La historia mitológica cuenta que una mujer llamada Pandora, poseedora de todos los dones de los dioses, recibió de Zeus una vasija ovalada como obsequio de bodas, con la advertencia de que no debía abrirla bajo ningún concepto.  Dicha vasija, que luego se popularizó como si se tratase de una caja, contenía ni mas ni menos que todos los males del mundo, que a los dioses les había llevado siglos atrapar en ella. Al margen de la historia, esta semana le dedicaremos unas líneas a una caja, pero no precisamente a la que tiene todos los males, ¿o sí?.

El 10 de Marzo salió a la luz una entrevista realizada por el Semanario Búsqueda a la presidenta de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios (CJPPU), Virginia Romero. El aspecto mas destacado, fue la propuesta de financiamiento que dicho organismo está estudiando para hacer frente a la compleja situación financiera.

La misma consta que los profesionales universitarios que se declararon en no ejercicio de la profesión, y quienes están jubilados, realicen un aporte a la CJPPU, pero con la particularidad de no recibir ninguna prestación a cambio.

Cuando nos encontramos con esta afirmación, lo primero que pienso de maneara jocosa, es que la CJPPU va a comenzar a cobrar impuestos, como si faltaran actores que lo hagan. Ahora bien, lo que realmente llama la atención, y siendo el real motivo del por qué le llamo “impuesto”, es que a los contribuyentes de este aporte no se les brindará ninguna contraprestación, es decir, no se les brindará ningún argumento para quitarles su dinero. Y antes de continuar vale aclarar un aspecto, ¿está en su derecho cualquier institución privada de exigir un pago sin nada a cambio? En realidad si, lo que sucede es que también sus afiliados están en su derecho de decidir pagarlo o no, y si no están de acuerdo, desafiliarse de la institución. ¿es correcto que lo haga? No, simplemente por el hecho de que la naturaleza de la transacción no es voluntaria entre la institución y sus afiliados, sino que es de forma unilateral e inclusive de carácter violento.

Un aspecto escabroso de la CJPPU, es que es su afiliación obligatoria. Cuando a mis oídos llega la palabra “afiliación obligatoria”, lo primero que pienso, es que hay algo en el actor que ejerce la obligación, que funciona mal, ¿Por qué razón? Muy simple, porque seguramente usted, en uso de su libre ejercicio de elegir, no se afiliaría, y podrá tener muchos argumentos para no hacerlo: no considera que tenga un precio justo, no necesita afiliarse, no le satisface el servicio que ofrece, o simplemente por gusto personal. Las posibilidades son infinitas y ese es el beneficio de que usted como usuario o consumidor, pueda elegir.

Si observamos el conjunto de medidas adoptado por la CJPPU para con sus afiliados, nos encontramos que aquellas tomadas directamente por el organismo, van en contra de los ingresos de los pasivos por la quita de prestaciones sociales. Y las que requieren modificaciones legales, son aún mas radicales, por ejemplo, que el IASS recaudado por la CJPPU quede como un ingreso de la propia CJPPU en lugar del sistema general. Esto es una medida equivalente a que cualquier persona jurídica que sea agente de retención por algún impuesto, se quede con el mismo y sea su fuente de ingresos. Estas partidas que representan “nuevos ingresos” para el agente de retención, no son ni mas ni menos que los impuestos de los contribuyentes y que en un contexto de crecimiento del aparato estatal, ese sacrificio impositivo, lo terminaremos absorbiendo todos. En resumidas cuentas, los impuestos que usted paga, se los roba un tercero.

Volviendo a algunas de las propuestas que requieren modificaciones legales, nos encontramos con una contribución pecuniaria de pasivos, es decir, usted que es profesional, que le dedicó años de sacrificio para serlo y años de aporte obligatorio para percibir lo que percibe hoy en día, va a tener que realizar un aporte que podrá ser temporal o permanente según el resultado de la institución. Es decir, que usted aún en un período jubilatorio, que es cuando usted recibe su renta ahorrada – por la fuerza, pero ahorrada al fin-, tampoco es libre de hacer con su ingreso lo que le plazca.

La lista sigue, aumento en la tasa de aportación, incremento de timbres, ratificación anual de las declaraciones juradas de no ejercicio

La cacería de brujas que pretenden con la rigurosa fiscalización de los profesionales que ejercen la profesión y se declararon en no ejercicio, obedece a un apetito voraz de recaudación, y no les interesa entender, que aquel profesional que se encuentra en esa situación prefiere caer en una falta que afiliarse a la institución.

Ninguna de las medidas propuestas están dirigidas a la gestión y la promesa por parte de la institución es en un futuro cercano realizar una reforma macro. Lo que sucede es que hoy en día se necesitan medidas que transmitan mensajes serios a sus afiliados, por ejemplo, según comunicación de la propia CJPPU en su página web, el salario básico nominal mas bajo a Enero de 2022 es de $67.348 que corresponde a Personal de Servicios, además de partidas de alimentación y compensaciones por núcleo familiar, y en los niveles mas altos de la organización, entiéndase, de nivel táctico y estratégico, el salario básico nominal mas bajo se sitúa en $196.015 además de partidas de alimentación, compensación por núcleo familiar y partidas de componente variable. Esto no termina aquí, estamos hablando que los cargos de dirección perciben entre $320.174 y $676.550 de sueldo básico nominal mensual, mas las infaltables partidas adicionales, y compensaciones por cumplimiento de objetivos y evaluación por competencias de un 20% sobre el sueldo básico.

Con esta situación, el primer mensaje que deben dar, para demostrar su seriedad y el compromiso para revertir una situación compleja, no es quitarle mas al afiliado ni al jubilado, no es perseguir al que no se quiere afiliar, es que la propia organización sea la que se ajusta el cinturón y que los administradores que llevaron a la institución a la situación financiera que hoy padece se hagan responsables, y por sobre todo, demostrar con hechos que es la institución la que está al servicio de sus afiliados, y no al revés

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Actualidad

Pan y circo

En la primera semana de febrero, el Presidente argentino, Alberto Fernández, apoyó la candidatura sudamericana para

Política

Sobre la obligatoriedad del voto

En esta oportunidad vamos a hablar sobre la obligación del voto. El mismo está regulado en