La historia detrás

Bajo el título de El reto social de América Latina, se celebró en Santiago de Chile un foro impulsado por el Grupo Prisa y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

En ese marco, la directora de El País de Madrid, Pepa Bueno, realizó una entrevista exclusiva al presidente chileno Gabriel Boric, que esta semana reproduce el diario madrileño con la firma de la periodista Inés Santaeulalia.

En la charla que resultó distendida y amena, se destacó el hecho de que el rechazo abrumador al proyecto plebiscitado de una nueva Constitución chilena ha marcado un antes y un después para el Gobierno, que el presidente está dispuesto a aprovechar. “Nos dio una oportunidad y para ello hay que reconectar con la gente”.

Ante la pregunta acerca de cómo manejar políticamente el malestar social que estalló en el año 2019 – y que aún no ha sido resuelto – con los límites que impone la institucionalidad, Boric señaló que: “…Cuando se llega a la posición en la que estoy yo, uno entra a habitar el cargo de presidente de la República. Es mucho más grande que uno mismo y eso significa reconocer que hay límites.”

Llegado ese punto, Pepa Bueno preguntó: ¿Teme no ser comprendido, desde luego por la derecha, pero también por una parte de la izquierda?

A lo que Boric respondió: “…La idea de que es posible tomar el cielo por asalto y darle la vuelta a todo es bonita para la poesía, y me gusta mucho la poesía, pero creo que a la hora de ser Gobierno uno tiene que hacerse cargo de la historia que tiene detrás”.

Ante la pregunta de la directora de si un triunfo de Lula en Brasil podría fortalecer a un nuevo eje de izquierda que impulse un proceso de integración capaz de insertar a Latinoamérica en el mundo, el presidente chileno se mostró integrador más allá de ideologías y concluyó: “No creo en los grupos en donde solo están quienes tienen afinidad ideológica. Yo quiero construir una unidad latinoamericana que vaya más allá de los gobiernos de turno.”

Desde Libertad Responsable nos hacemos eco del concepto de integración más allá de ideologías.

Consideramos que, desde el orden democrático, con buena fe y en pleno ejercicio de la libertad, todos los aportes deben ser bienvenidos con el fin de establecer proyectos de Estado y regionales que no sufran alteraciones gobierne quien gobierne.

Aprovechamos además para recordar que no ha sido esa la experiencia que en el pasado reciente intentara establecer en la región el denominado Foro de San Pablo y hacemos votos para que las palabras del presidente chileno contribuyan a un cambio de estrategias y procederes desde una izquierda comprometida con sus electores, pero a la vez férreamente controlada por democracias sólidamente constituidas, en beneficio de toda la región Latinoamericana.

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Política

El imán bajo la brújula

Desde hace muchos siglos, la brújula ha servido para orientar a los navegantes y aventureros de