Sindicatos y liberalismo social

Lógica y sentido común, emanan de la entrevista de Rosina de Armas al dirigente sindical Richard Read, publicada esta semana por el diario El País.

Con una visión ubicada en las antípodas de quienes hoy lideran tanto al Pit-Cnt como al Frente Amplio, el experimentado sindicalista analiza con detenimiento distintas realidades del país. Sus atinadas declaraciones, permiten vislumbrar un Uruguay de acuerdos.

Al mencionar a diversos dirigentes políticos tanto del gobierno como de la oposición, Read se preocupa de destacar a quienes considera capaces de poder proponer o propiciar acuerdos nacionales; políticas de Estado, programables y sostenibles a largo plazo.

Con relación a quienes no caben en ese grupo de destaque, es claro al señalar que, “la democracia se sostiene con partidos fuertes y creíbles. Yo no quiero en Uruguay un Milei, la locura con patas. Esa es la anti política, el desastre, el caos.” Y agrega que ese es el riesgo que se corre, “…si la clase política no hace un viraje, no mejora el debate y -en vez de discutir diferencias, ideología y argumentos- sigue el camino del agravio y del descalificativo”.

Contrariamente a la posición asumida por muchos de sus compañeros de izquierda en relación con la forma como se enfrentó en el Uruguay la pandemia del covid-19, reconoce y valora la gestión de las autoridades sin andar con medias tintas. “Yo me vi protegido. Y viendo la región, mucho más protegido”.

Con relación a la política exterior que adelanta el gobierno nacional, Read fue también enfático: “Comparto muchos de los discursos del presidente en los organismos internacionales. No comparto la afinidad ideológica. ¿El chavismo? Hay una deuda enorme con Conaprole. ¿El kirchnerismo, que nos dejó clavados con los puentes? ¡Qué me vienen a joder a mí! Me gustaría que la política internacional fuera una política de Estado.”

Manifiesta su esperanza de que prontamente los Consejos de Salarios discutan productividad, buscando como resultado final el logro de la excelencia. Y en ese sentido y como resultado de esa discusión tripartita, que se asuma y reconozca que el trabajador, que es parte de esa discusión, tiene que llevarse una parte de los resultados económicos que esos acuerdos generen.

Read considera que los Consejos de Salarios también deberían poner sobre la mesa la capacitación de los trabajadores que es, en su opinión, una inversión y no un costo como a veces se la pretende calificar.  

Richard Read, en definitiva, expuso desde su posición de sindicalista de izquierda, una visión del Uruguay que nosotros vislumbramos como liberalismo social.

Y con esa visión de país, coincidimos plenamente.

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Política

LUC: La hora de la verdad

En junio de 2012 hace casi diez años y siendo José Mujica presidente de la República,

Política

Populismo liberal

La Fundación Libertad con sede en Rosario, Argentina, nació en 1988 a consecuencia de un viaje

Actualidad

Deteniendo el péndulo

Bajo el título Derrocar al Capitalismo, el periodista Daniel Matamala publicaba hace algunos días en el