Sistemas de construcción alternativos

Leyendo la noticia titulada “El material “excelente” para construir viviendas al que “somos adictos” y es “nocivo” para el ambiente”, publicado en El País el 27/05/22, me entero de que la construcción de nuestras casas es más perjudicial para el ambiente que la contaminación que provocan los vehículos que utilizamos como medios de transporte.

Para el Ing. agrónomo Juan Manuel Vázquez, el hecho de que no se hable de esto, que resulta el principal problema del cambio climático, se debe a lo siguiente: “‘Tengo la teoría de que la vivienda no está en el radar porque no tiene caño de escape. Todos entienden la contaminación de la movilidad, pero no las emisiones de la vivienda.’” y continuó con lo siguiente: “‘… no existe manera de lograr ninguno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, sin un cambio sustancial en la industria de la construcción.’”

En mi opinión, esto último resulta un motivo más sustancial de por qué no son tan conocidas en nuestro país, las consecuencias negativas del sistema de construcción tradicional; el principal material de construcción utilizado es el cemento Portland que, tal como puede leerse en la web de Ancap, “… su consumo por habitante es uno de los índices de desarrollo que se manejan.” y, las principales materias primas que se utilizan para su fabricación son piedra caliza y arcilla, ambas de origen nacional y, “eventualmente, se les adiciona mineral de hierro o de aluminio”. También se puede leer que el único insumo importado para su fabricación es el combustible. Con la información recién presentada y haciendo una asociación de ideas con estos temas: “‘Ancap, empresa estatal”; Ineficiencia; “Sunca”; “pérdidas económicas para todas y todos los uruguayos”; llegué a un artículo que pueden ver aquí. En el mismo comentan el siguiente comunicado “Ancap elige el camino de una asociación en el negocio del cemento para eliminar las históricas pérdidas y contribuir a la baja del precio de los combustibles’, se informa que, ‘luego de un exhaustivo análisis’, el Directorio concluyó que ‘no se puede asegurar la sustentabilidad del negocio sin tomar decisiones importantes’” (Caras y Caretas, 23/09/2021) y mencionan: “Ante la decisión del Directorio de ANCAP de ‘privatizar el Cemento Portland’, asociándose con un privado con minoría estatal del paquete accionario, el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA), emitió un comunicado manifestando su repudio. El sindicato manifiesta el ‘más enfático rechazo a la privatización del recurso cementero, que es patrimonio del conjunto de los uruguayos, un recurso que tiene y seguirá teniendo demanda, como recurso estratégico para la industria de la construcción’”.

Volviendo al inicio sobre los sistemas de construcción que emiten gases contaminantes, por suerte existen alternativas ecológicas y en la nota de El País mencionan la propuesta de Our Ecolution, empresa de origen sueco dedicada a la utilización de residuos agrícolas para generar materiales de construcción, que se está instalando en Uruguay. “‘Nuestra propuesta es trabajar con materiales de carbono biogénico, para tener huella de carbono negativa.’” comentó Juan Manuel Vazquez, gerente de la empresa. Además, en otra noticia agrega: “El núcleo del proyecto son los paneles constructivos fabricados con residuos agrícolas, es decir, paja de cereal (trigo, arroz, cebada) y sin otro aglomerante que la lignina (polímero natural al igual que la celulosa y la hemicelulosa). «En este proceso lo que se hace es elevar la temperatura del material a 180 grados, se licúa la lignina y después se comprime. Luego, al tomar temperatura ambiente (el material) se solidifica»”. Pero el uso de los paneles de fibra no es una novedad; Fueron creados en Suecia en 1935 y utilizados como insumos para la reconstrucción de viviendas tras la Segunda Guerra Mundial. (El País, 4/3/22)

Para terminar, ¿Qué les parece esta nueva manera de construcción? ¿Se animarían a probarla? ¿Será una alternativa que el Estado tome para la construcción de viviendas con interés social? A mi entender sería muy positivo para todas y todos los ciudadanos, ya que además de cuidar el ambiente, se estaría dando lugar a insumos alternativos y alejándonos, al menos un poquito, de la hegemonía del portland.

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Política

Lo que importa es el modelo

Las últimas encuestas de opinión dan cuenta de que más allá de las acostumbradas variaciones de

Política

Mirando desde la tribuna

“Todos los políticos tienen la tendencia a creer que la gente es ignorante, la diferencia es