A no socializar más pérdidas

Un proyecto de reforma de la Caja de Profesionales ha quedado sin respaldo en el Parlamento.

De no encontrarse en el corto plazo una solución consensuada que debería alcanzarse primero entre los interesados activos y pasivos de esas cajas, el tema se tornará insostenible según anuncian los expertos.

Es difícil comprender que quienes integran el privilegiado sector de profesionales recibidos y afiliados a las cajas bancaria, profesional o militar no hayan tenido a lo largo de varias décadas la habilidad suficiente para corregir una constante tendencia a la desfinanciación. Por su parte el control estatal incorporado, habría resultado ineficiente.

Los interesados directos en este tema son o han sido personas con capacidad y conocimientos. Tal vez hayan dado por descontado que desde el gobierno – fuera cual fuera el que tocara en turno a la hora de dar solución al problema – el peso político de sus integrantes en el que seguramente habría muchos pertenecientes al grupo, facilitaría el encuentro de una solución definitiva.

Desde Libertad Responsable consideramos prudentes las distintas voces que hoy se levantan señalando la importancia de buscar consensos y encontrar una salida decorosa a tan infortunada situación.

Al mismo tiempo y también en aras de la prudencia, entendemos que cualquier solución que se considere viable, no puede pasar por recurrir a aportes desde el Estado. Una idea de ese tenor, terminaría socializando costos derivados de las propias fallas de control y toma de decisiones de un sector al que deberían sobrar capacidad y conocimientos para evitarlas.

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Política

Proyectos, reseñas e intenciones

Los riesgos de radicalizar los discursos y de buscar el acceso al poder de grupos que