El robo planificado del PIT-CNT

La central sindical resolvió impulsar el plebiscito para una nueva reforma de la seguridad social, y en particular para que la edad de jubilación baje a 60 años, que las jubilaciones mínimas estén indexadas al Salario Mínimo Nacional y eliminar las AFAP.

Nada mas lejos que un robo planificado.

Entendamos primero que las AFAP, hoy en día, representan el genuino ahorro de los aportantes. ¿Es el mejor sistema posible? Sin duda que, como está diseñado, no lo es. Si bien el dinero no forma parte de un sistema “solidario” como lo es el BPS, tampoco existe una libre disponibilidad de los fondos como si usted la tuviera en su cuenta del banco. La gran diferencia entre el sistema de ahorro individual y el de solidaridad intergeneracional, es ni mas ni menos que el propietario, el dinero en la AFAP es suyo, y el que aporta al BPS es de todos, y por ende, no es de nadie.

¿Cuál sería el camino a seguir? En el mejor de los mundos, la única forma genuina, consciente y sostenible que una persona obtenga a la edad de retiro, un sostén económico que no dependa de los deseos de ningún político enamorado vaya a saber de que, es generarlo de forma personal, sea en forma de ahorro o en forma de inversión. Hoy la AFAP, toma su dinero, lo invierte en instrumentos de deuda del gobierno uruguayo, fideicomisos, obligaciones negociables y parte de la rentabilidad generada se lo devuelve a sus inversores, que son los ahorristas.

En un proceso de desintermediación que es el planteado mas arriba, el inversor individual, debería ser el que invierte directamente en lo que le parezca mejor, y aunque a muchos les pese, cada persona será la que construirá su futuro.

El enorme desafío que presenta este paradigma, está en el ámbito educativo, sea por la educación económica y financiera de los individuos o por entender conscientemente el rol que tenemos en un sistema basado en una relación de consumo. ¿Qué han hecho los gobiernos de los últimos 50 años por mejorar el sistema previsional? Salvo quebrarlo y demandar mas recursos, nada mas. ¿Qué han hecho por darnos las herramientas educativas financieras, para ser mas libres en nuestras decisiones? Nada

La expresidente de Argentina, Cristina Fernández, en el año 2008 eliminó el sistema de capitalización individual llevado a cabo por las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), y llevando todo el dinero que era de los trabajadores, al sistema de reparto estatal. Hoy entre el descalabro de la alta inflación y pobreza, provocado por acción u omisión de políticos como Fernández, los jubilados dependen de que el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, les otorgue un bono de $30.000 pesos argentinos para “recuperar” un poco de poder adquisitivo.  A los jubilados, como a tantos otros, les quitaron su dinero, los empobrecieron, y los hicieron dependientes del gobernante de turno.

No podemos permitir que ocurra lo mismo en nuestro país, los ahorros, como cualquier propiedad, es y deberá seguir siendo sagrada e inviolable.

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Política

Sobre el caso Insaurralde

Resulta que tanto en Argentina como aquí en Uruguay, los sistemas judiciales están en alerta por

Actualidad

El fastidio contra el voto bronca

Un conjunto de incómodas y contradictorias sensaciones inunda el debate político. Los magros resultados en materia