Un proyecto país a considerar

Las economías abiertas y vigorosas son las únicas capaces de respaldar con solidez los proyectos de vida de la gente, entendiendo como tal a cada individuo componente de la sociedad y no a una masa amorfa manipulada por el populista de turno.

Latinoamérica necesita con urgencia de políticas públicas que impulsen la libertad económica, sin descuidar la responsabilidad del Estado de entregar servicios con alto nivel de calidad y al alcance de todos, en las áreas de justicia, salud, educación y seguridad.

El contralor del buen funcionamiento de lo público y lo privado, debe surgir del trabajo compartido y organizado de ambos sectores. De esa manera, podrían evitarse o identificarse posibles deterioros en la calidad de los servicios públicos. Con relación al funcionamiento del mercado, para que este se mantenga abierto deben eliminarse amiguismos y privilegios, así como la constitución de monopolios u oligopolios que lo distorsionen y manipulen.  

Desde Libertad Responsable vemos posible instaurar en esta etapa de la región y en especial del país, el punto de inflexión que permita establecer políticas de Estado que puedan perdurar en el tiempo.

Sentarse a dialogar más allá de intereses partidarios desde una posición de centro, uniendo izquierdas y derechas moderadas, puede generar el necesario respaldo unánime a las instituciones y la búsqueda de consensos que aseguren estabilidad, transparencia y seguridad jurídica.

Sobre esa base y teniendo como meta la reducción efectiva del gasto público y el objetivo de alcanzar un sólido crecimiento permanente, podremos erradicar definitivamente la pobreza igualando hacia arriba a la sociedad.

Los electores claman por poder elegir a sus gobernantes desde la serenidad de un proyecto de país acordado y compartido.

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Política

Las turbulencias que se avecinan

La secuencia interminable de elecciones, un panorama económico confuso, las crisis recurrentes y la ausencia de

Política

No hay almuerzo (ni cena) gratis

Milton Friedman solía utilizar en muchas de sus charlas aquello muy americano de que “no hay

Política

Lo que importa es el modelo

Las últimas encuestas de opinión dan cuenta de que más allá de las acostumbradas variaciones de

Política

Mejor pero insuficiente

La Cámara de Diputados aprobó modificaciones al régimen que regula la relación laboral de funcionarios del