El péndulo y su vaivén

Como un gran error y contundente fracaso fue percibido en general por la prensa internacional el insólito “retiro” de presidentes de la región convocado por el presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula Da Silva, para intentar reinsertar a su conocido vecino Nicolás Maduro en la comunidad regional.

Los presidentes de Ecuador, Chile, Paraguay y Uruguay fueron claros y enfáticos al manifestar su desacuerdo con el presidente brasileño y con la idea de disimular la existencia de gobiernos autoritarios en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Luego de manifestarse claramente en contra de las mencionadas dictaduras latinoamericanas en Brasilia, el presidente chileno, Gabriel Boric, regresó a su país, donde se presentó el jueves 1° de junio ante el Congreso Nacional, para realizar la segunda Cuenta Pública de su gobierno.

El mandatario llegó al poder impulsado por una sociedad chilena que se había expresado masivamente y sin ambigüedades en las calles durante años, en reclamo de diversos cambios y ajustes exigidos al sistema a partir de una nueva Constitución. Ese reclamo pacífico, derivó en octubre de 2019 en violencia callejera, sabotajes, incendios, saqueos y desmanes de todo tipo, por parte de minorías anarquistas salidas de control.

El triunfo de la izquierda en Chile, representada por Boric, ante su opositor José Antonio Kast de tendencia conservadora, fue claro y contundente.

Pero una reforma constitucional redactada con inspiración castro-chavista ya iniciado su gobierno, fue puesta a consideración de la ciudadanía en septiembre de 2022 y rechazada de manera contundente por el 62% de los votantes.

La pronta reacción del presidente y su comprensión de la situación, lo han llevado a una ubicación de centro izquierda, que, sin perder de vista los objetivos e ideales que lo llevaron al poder, lo muestran hoy como un estadista de proyección.

Desde Libertad Responsable, queremos resaltar la importancia de que desde la izquierda democrática se llame a las cosas por su nombre y se reconozca como dictaduras a los gobiernos existentes en aquellos países gobernados por autócratas, donde la justicia social y el Estado de Derecho brillan por su ausencia.

Al mismo tiempo, consideramos importantes las reflexiones del presidente chileno, que en su discurso al Congreso señalaba lo siguiente:

“Visto en retrospectiva, debimos haber sido más firmes ante las señales de alerta, promovido y exigido mayor diálogo y consenso transversal tanto dentro de la Convención, como respecto de ella con la sociedad”. Y agregaba: “Si digo todo esto no es por el afán de culpar a otros de lo que hoy, y en esto soy claro, son nuestras responsabilidades. Hago esta retrospectiva para compartir lo que constatamos cuando nos hicimos cargo del gobierno en marzo del año pasado”.

Fiel representante de una generación de relevo, parece reconocer que es al centro del espectro político e ideológico donde deben construirse y posicionarse las sólidas y esperanzadoras ideas de la libertad que, para el bien de la humanidad, son universales y no pertenecen a la derecha ni a la izquierda.

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Política

Año electoral

Ya comenzaron los eventos, las charlas de verano, las movilizaciones y las ofertas. Para el ciudadano

Actualidad

La era de la competencia global

Si bien muchas actividades se despliegan físicamente en ámbitos locales el impacto de lo que ocurre