Que corran todos

El gobierno de Nicolás Maduro inhabilitó, para participar en las elecciones presidenciales que se realizarán este año a María Corina Machado. La proscripción se extenderá por un período de quince años. La ahora ex candidata de la oposición había ganado las elecciones primarias con un 90% de los votos y estaba siendo señalada por las encuestas como clara favorita para ganar holgadamente la elección nacional.

El Frente Amplio, gran parte de cuya dirigencia no disimula su cercanía con las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua, ha evitado pronunciarse al respecto.

Sus dos principales precandidatos a la presidencia, Carolina Cosse y Yamandú Orsi, al ser consultados por la prensa sobre ese tema, coincidieron en declarar que es mejor evitar opinar sobre asuntos internos de otros países.

Sin embargo, fue el intendente de Canelones quien, por primera vez en mucho tiempo, quebró una lanza por la democracia en Venezuela al declarar: “No conozco bien cómo es el proceso, pero a mí cuando me gusta un caballo, me gusta que gane cuando corren todos.”

La Convocatoria Seregnista-Progresista también integrante de ese partido, emitió una declaración rechazando la inhabilitación y proscripción de ciudadanos en aquel país, cualquiera sea su orientación política.

Desde Libertad Responsable aplaudimos la acertada metáfora empleada por el precandidato Orsi y la firme actitud democrática de los seregnistas que postulan a Mario Bergara. Esto marca un antes y un después en la posición de la gran mayoría de los dirigentes políticos de su partido en este tema, y acerca al Movimiento de Participación Popular (MPP) al centro del espectro político – donde ya se ubicaban los seregnistas – que es donde se encuentra el grueso de los votantes que suelen razonar su voto y aún no han decidido a quien votarán en este año electoral.

Dejar en evidencia los extremismos, fortalece la democracia.

Siguiendo con la metáfora del intendente canario, es de esperar que se logre que corran todos, que la carrera se desarrolle sin trampas ni triquiñuelas de ninguna clase y que llegado el resultado final este sea acatado, se entreguen los trofeos y se paguen los premios como corresponde.

Se trata de que aquel hermano país pueda comenzar a desandar el camino de exilio, injusticia, miseria, hambre y represión, al que la inmensa mayoría de sus ciudadanos han vivido sometidos, desde hace ya incontables años.

Respuestas a esta publicación

Compartir Este Artículo
Reciba Notificaciones
Más Noticias

Artículos relacionados

Política

Una denuncia inesperada

Una advertencia a modo de denuncia internacional del gobierno de Ucrania alertó al mundo esta semana

Política

La razón de la sin razón

Comenta esta semana Danilo Arbilla, en su columna sabatina del diario El País, que actualmente los